Cuánto ha subido la luz en tu casa

Todos hemos oído en los medios de comunicación que la luz ha subido mucho y se habla de porcentajes de subida, pero ¿cómo puedes saber lo que se ha incrementado tu factura?

La factura eléctrica

En primer lugar, debes recoger las facturas del último año (cuantas más facturas, mejor). Recomiendo la facturación electrónica que te permite guardar las facturas en tu ordenador y además se ahorra papel.

En segundo lugar, vale la pena introducirlas en una hoja EXCEL, solo hace falta introducir los cálculos en una columna y después ir poniendo los datos. He tomado un caso real, desde octubre de 2012 hasta marzo de 2016. En la imagen vemos una de las facturas.

cuánto ha subido la luz

Factura eléctrica en tarifa 2.0

En toda factura observaremos dos términos básicos (aparte de alquileres e impuestos):

  1. Término de potencia (fijo): se debe pagar siempre, aunque no se consuma energía eléctrica (imagínate que no estás en casa una temporada). Observa que el coste aparece por kW y día (€/kW-día). Al multiplicar por los días (56) se obtiene el precio en €/kW.
  2. Término de energía (variable): depende de la cantidad de electricidad que consumas, la medida es en kWh durante el período considerado, en el caso del ejemplo, 56 días. El valor proviene en este caso de una lectura de contador (cuando se incorporen los contadores inteligentes los datos se recogerán automáticamente)

Representación de los costes reales de la factura

Tomamos cada una de las facturas, introducimos los datos en la hoja excel y nos fijamos en el precio de la energía (€/kWh), en el de la potencia (€/kW) y finalmente, incluimos el coste total de la factura (con IVA) entre el número de kWh que hemos consumido. Con estos datos podemos hacer una gráfica:

cuánto ha subido la luz

Datos de facturas desde octubre de 2012 hasta marzo de 2016

En gris está el cociente entre el coste total y el consumo: esta gráfica no permite extraer conclusiones respecto al coste total porque el consumo cambia demasiado (aunque se aprecia una tendencia al alza).

Pero sí podemos hacer algunas observaciones: el coste de la energía se ha mantenido, e incluso bajado (azul). El coste del término de potencia ha aumentado de manera espectacular (si se pudiera calificar así), desde octubre de 2012 a marzo de 2016 pasa de 0,059817 a 0,134258 €/kWh-dçia (son datos de la tarifa 2.0, presente en numerosos hogares españoles), ¡un 124% más!

Además, se han producido tres subidas significativas, que detallamos en el próximo apartado

Cuánto ha subido la luz

Lo vemos en la siguiente gráfica, en la que hemos simulado un mismo consumo de 290 kWh en 60 días, con las mismas tarifas que el caso real que he mostrado antes. Es decir, imaginamos que consumimos siempre una misma cantidad para ver si sube o no la factura que tendríamos que pagar:

Cuánto ha subido la luz

Subida de la luz cuando el consumo se mantiene constante

Se aprecia claramente que sube el precio de la factura de la luz (en color gris) debido al término de potencia puesto que la electricidad (en azul) está incluso bajando de precio. La línea gris se parece a la línea naranja.

En circunferencias de color naranja se aprecian las subidas del término de potencia: el primer salto corresponde a la famosa subida del 60%, posteriormente se han producido otros dos importantes, del 18% y del 17%.

Con una hoja de cálculo es muy sencillo hacer estas gráficas y las modificaciones (simulaciones) que se desee.

Conclusiones

  1. La segunda gráfica que he puesto es muy explicativa: enorme aumento del término de potencia, lo que justifica el incremento del coste de la factura (se ve que la línea gris “sigue” a la línea naranja)
  2. La subida de la luz en el ejemplo que he puesto es de un 25% entre octubre de 2012 y marzo de 2016 (año 2013: +12,7%, año 2014:+10%, año 2015: +1,3 % aproximadamente). Corresponde al caso mostrado en que el término fijo tiene un peso muy importante.
  3. El porcentaje de subida de tu factura eléctrica dependerá de lo que consumas: paradójicamente si consumes más, el incremento de tu factura será menor, cuanta más energía consumas, más se parecerá la línea gris a la línea azul.
  4. ¿Por qué este incremento de la factura? Porque hay que enjuagar el enorme déficit eléctrico acumulado por infraestructuras no utilizadas en generación y (en parte) por un exceso de primas a las renovables.
  5. En estas condiciones, ¿puedo reducir el término de potencia que grava tanto la factura (observa que en la factura ejemplo el coste de la energía consumida es menor que el del término fijo)? Si conoces bien lo que estás consumiendo (hay que monitorizar) es muy probable que puedas solicitar a tu distribuidora una reducción del término de potencia (en el ejemplo, reducir los 5,75 kW contratados). Otra opción es mediante una solución de autoconsumo, lo que te obligaría a hacer una inversión y estudiar su rentabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies