Sistema de gestión energética en una PYME. 10 ventajas.

La gestión de un problema en una empresa requiere una planificación, seguir unas estrategias, plantearse unos objetivos y verificar que todo sale conforme a lo previsto.

Dentro de una empresa se pueden también planificar determinadas estrategias para conseguir un uso más eficiente de la energía. Un Sistema de Gestión Energética (SGE) permite desarrollar toda la estrategia de eficiencia energética en la empresa.

mark-995567_1920

Sistemas de gestión energética

Hace pocos años, la única inquietud que suponía la energía para una empresa era que aquella estuviera presente y casi siempre lo estaba. El precio no suponía un problema importante mientras se mantuviera la producción.

El incremento de los precios de la energía, la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (debido a estrictas normativas) y la reducción de los márgenes de las empresas como consecuencia de la crisis económica, han convertido a la energía en una preocupación de primera magnitud.

No obstante, el mundo de la PYME sigue aquejado de falta de recursos para hacer frente a los retos que supone el consumo de energía.

Puesto que mi empresa es una PYME no hace falta que aplique ningún sistema de gestión energética.

Nadie me obliga a realizar una auditoría energética antes del 5 de diciembre de 2015, por lo tanto puedo estar tranquilo.

En efecto, de acuerdo con la Directiva 2012/27/UE las PYMEs no están obligadas a hacer auditorías energéticas. Además la normativa no obliga a ninguna empresa a tener un sistema de gestión energética acreditado.

Sin embargo, cabe esperar que en un futuro próximo las exigencias legales impliquen que toda empresa lleve a cabo acciones que le permitan ahorrar energía y que se extienda la obligatoriedad de realizar auditorías energéticas.

Por otra parte, el hecho de no estar obligado no quiere decir que se deba renunciar a los beneficios que supone la realización de una auditoría energética y el establecimiento de un sistema de gestión energética.

Es muy positivo para cualquier empresa el conocer cuánta energía consume y dónde y con ello saber si la está dilapidando para poder actuar en consecuencia.

Para la implantación de un sistema de gestión energética pueden seguirse las directrices de la norma ISO50001.

La norma internacional ISO 50001

Es una norma reconocida para la implantación de un sistema de gestión energética. Esta norma se ha realizado tomando como modelo la ISO 14001 de la que se puede decir que es una ampliación, razón por la cual aquellas empresas que estén acreditadas conforme a la ISO14001 podrán añadir fácilmente a su sistema de calidad la ISO50001 y el proceso será económicamente asumible.

A una  PYME, ¿le conviene implementar un sistema de gestión energética según la ISO50001? El proceso de certificación puede ser bastante caro y muchas PYMES no pueden afrontarlo. Pero nada impide el aplicar las recomendaciones de esta norma para que una pequeña empresa pueda beneficiarse de ella.

¿En qué consiste un sistema de gestión energética?

question-mark-213671_1280De forma muy resumida, un sistema de gestión energética está compuesto por las siguientes fases (todas ellas debidamente documentadas):

1 Política de empresa y objetivos. Se establece la política de la empresa y los objetivos de ahorro energético en un período de tiempo

2 Planificación. Se estudia la situación actual con el objetivo de identificar los puntos donde se pueden obtener mayores ahorros.

3 Acciones. Se llevan a cabo las acciones de ahorro energético

4 Verificación. Se mide y se verifica que las acciones han dado resultado.

5 Revisión. Se revisa la política energética conforme a los resultados obtenidos.

VENTAJAS DE LA APLICACIÓN DE UN SISTEMA DE GESTIÓN DE ENERGÍA

1. Inventario actualizado de los equipos que consumen energía.

La clasificación de todos los equipos consumidores de energía con datos y características técnicas ayuda a tener registrados los años de adquisición, rendimientos y eficiencia de los mismos.

Al estar disponibles en la documentación, siempre son accesibles y la información contenida permite tomar mejores decisiones a los gerentes: cuando un responsable ve que está teniendo graves problemas con un equipo, es posible contactar con facilidad con los fabricantes, que a lo largo de los años han ido mejorando la eficiencia de sus equipos.

Esto facilita la toma de decisiones de reparación o sustitución de equipos por otros más eficientes.

2. Conocimiento exacto de la energía que se consume y su coste.

El inventario de facturas permite conocer en cada momento (en un período temporal prefijado) el coste que la energía supone en el producto final (kWh/ unidad de producto).

pylons-933274_1920

Consumo de energía

Automatizando la adquisición de los datos de consumo, se definen unos indicadores que se pueden supervisar y entender de forma sencilla, ideales para la toma de decisiones por parte de la gerencia. Estos indicadores permiten conocer si se ha producido un incremento en la eficiencia del sistema o si por el contrario hay que tomar medidas correctivas.

3. Monitorización de los sistemas de mayor consumo energético

monitor-862110_1920

Monitorización

La norma requiere la monitorización (medida) de la energía en los puntos de mayor consumo. Los requerimientos de medida en una PYME no son comparables a los de una gran empresa y la norma admite cierta flexibilidad.

La monitorización es esencial porque permite el seguimiento de las acciones de mejora en eficiencia energética. Si la empresa está interesada en reducir su huella de carbono, conocer los consumos iniciales y después poder calcular los ahorros derivados de tomar determinadas medidas, es imprescindible monitorizar y medir el consumo energético.

4. Identificación de ahorros energéticos de forma inmediata

El sistema de gestión energética (SGE) permite en la primera fase conocer de forma inmediata en qué puntos es más probable conseguir ahorros significativos.

Por otra parte, el SGE cuenta con procedimientos que permiten, de forma inmediata, el conocer el ahorro energético producido después de haber tomado una medida de eficiencia energética.

5. Reducción de la huella de carbono de la empresa.

only-a-3-minute-earth-620625_1920

Huella de carbono

El primer paso para el cálculo de la huella de carbono de la empresa es el conocer el consumo de energía de la misma. Unida a los sistemas de monitorización y a protocolos de verificación tipo IPMVP, permiten por una parte calcular la huella de carbono y por otra parte la verificación de los ahorros.

6. Mejora de la imagen de la empresa (Responsabilidad Social Corporativa)

hands-598145_1920

Responsabilidad Social Corporativa

Muchas empresas utilizan para potenciar su imagen de marca la reducción de su huella de carbono, al haber realizado acciones que han  permitido reducir el consumo energético de su sistema productivo.

Los consumidores están cada vez más concienciados con la necesidad del ahorro de energía y exigen a las empresas un comportamiento más responsable. Los gerentes pueden ver en esta exigencia una doble oportunidad de reducir costes y mejorar la imagen de su empresa.

7. Seguimiento de los ahorros energéticos y la reducción de la huella de carbono a lo largo del tiempo

 

share-price-8608_1920p

Evolución del consumo y ahorros

Los registros de los SGE permiten hacer el seguimiento de todas las actuaciones que la empresa ha llevado a cabo en el área del consumo energético y ver la evolución a lo largo de los años.

8. Se evita que se produzcan desviaciones por consumos excesivos.

El registro de los consumos y su seguimiento permite fijar objetivos cada vez más ambiciosos y a la vez identificar si se han producido desviaciones respecto a las previsiones iniciales.

9. Aportación de indicadores de desempeño que permiten controlar el gasto energético.

El SGE permite la generación automática y sencilla de indicadores de desempeño energético (consumo de kWh/kg, kWh/m3, kWh/mes, etcétera) que a su vez van a permitir a la gerencia de la empresa una rápida valoración del éxito de las medidas de ahorro energético que se han llevado a cabo en la organización.

10. Asignación de unos objetivos de reducción de consumo energético (o eficiencia energética).

El SGE asigna objetivos con base en la situación inicial, y después indica cómo verificarlos mediante los procedimientos previstos en el sistema. La verificación de las acciones con protocolos de medida definidos permiten ajustar los objetivos en cada período.

1 comentario en “Sistema de gestión energética en una PYME. 10 ventajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies