Conoce dónde gastas tu energía

donde gastas tu energia

Recibes cada dos meses una factura de luz. No está desglosada.

Miras la factura, la archivas, probablemente ni eso, quizá es una factura electrónica que tienes disponible pero que ni siquiera descargas.

Pagas, pero no sabes dónde gastas tu energía.

Vence la pereza y haz unos cálculos conmigo.

El primer paso para tomar medidas de ahorro energético es conocer dónde se producen los consumos eléctricos de casa.

El consumo eléctrico de tu factura

Toma la factura y mira el número donde aparecen los kilowatios-hora (a veces se habla de manera simplificada e inapropiada de kilovatios de consumo).  Son 317 kWh, consumidos durante dos meses.

dónde gastas tu energía

¿317 kWh es mucho o poco?. La factura solo indica el consumo total, es decir muy poca información si queremos tomar alguna medida para ahorrar.

Sin medir el consumo, podemos hacer una estimación de qué aparato consume más y cuánto.

La factura presentada es un caso real de un período de dos meses, de julio a septiembre, en una zona donde ha hecho mucho calor, Valencia.

Comenzamos por un ejemplo sencillo.

Un ejemplo para empezar

Imagínate que estás planchando por la noche, acabas, ves un poco la televisión y te vas a la cama.

A la mañana siguiente cuando te levantas y pasas por la habitación, ves que está caliente: te has dejado la plancha encendida. ¿Cuánta energía eléctrica has dilapidado?.

El consumo de una plancha (una resistencia eléctrica) es de 1,5 kW.

La plancha ha estado encendida 8 horas, solo hay que multiplicar por la potencia para obtener el consumo eléctrico aproximado de: 1,5 x 8 = 12 kWh.

Es una cantidad considerable, unos 2,4 € (si estuviera los dos meses encendida esas 8 horas, más de 120 €).

Con todos los aparatos de la casa haremos lo mismo. Es necesario el conocer la potencia del equipo.

Y recuerda, solo hay que multiplicar potencia en kW por tiempo en horas para obtener los kWh de energía eléctrica consumida.

¿Cómo conocer la potencia de un equipo eléctrico?

Previo al cálculo del consumo eléctrico que aparece en la factura debemos conocer lo que es capaz de consumir un aparato, lo que se llama su potencia eléctrica, medida en kW (kilovatios).

Método 1: información de tablas de INTERNET

De manera simplificada se pueden usar tablas que a modo de resumen hay en INTERNET indicando las potencias medias de los aparatos, por ejemplo en este enlace.

Método 2: manuales de instrucciones de los electrodomésticos

Una forma más interesante y precisa es buscar el manual de instrucciones que venía con el equipo para encontrar en los datos técnicos la potencia nominal del aparato (en la foto, del manual de una encimera):

dónde gastas tu energía

Método 3: medición directa de consumo eléctrico

Finalmente, la manera más precisa es utilizar algún tipo de medidor, por ejemplo este equipo que da la medida de consumo de forma inmediata, sin más que enchufar el aparato que se quiere analizar. Es una herramienta útil para saber con relativa precisión el consumo de los equipos.

Yo he utilizado este tercer método, utilizando varias herramientas de medición para analizar los consumos de los equipos que presento en este artículo.

Dónde gastas tu energía

Una vez que tenemos los datos de potencia eléctrica de todo lo que tenemos en casa, podemos empezar a hacer suposiciones.

Potencia de los aparatos

En primer lugar, haz el listado de aparatos y sus potencias:

  • Encimera: tiene varias posiciones, en este caso suele utilizarse la pequeña a máxima potencia: 850 W (0,85 kW)
  • Horno: En la posición habitual para una pizza, algún pescado, etc, 1,28 kW
  • Microondas: En la posición de uso habitual consume 1 kW.
  • Lavadora: El consumo de la lavadora es muy bajo (cuando no usa agua caliente), 0,5 kW
  • Aire acondicionado: Una potencia eléctrica nominal de 3,6 kW (datos de manual de instrucciones)
  • Iluminación: Para una potencia total instalada de 1,52 kW, uso diario de dos lámparas halógenas de 40 W (0,08 kW)
  • Televisión: Una potencia de 0,17 kW
  • Frigorífico: Potencia promedio de 70W (0,07 kW)
  • Plancha: 1,5 kW (aunque no está encendida permanentemente, un termostato limita la temperatura)
  • Consumos latentes: consumos de aparatos electrónicos encendidos, cargadores, equipos en “stand-by” como la tele, etc, fundamentalmente la televisión, 14 W (0,014W).

Ten en cuenta que he seleccionado los aparatos más relevantes, puede haber muchos otros, en cada caso habrá que ver qué equipos incluir en la lista.

Consumo eléctrico de los aparatos

El consumo eléctrico está directamente relacionado con el modo de uso que se va a definir a continuación.

En cada zona, cada casa, cada familia, habrá que adaptar estas condiciones de uso. Las condiciones nunca serán iguales para una familia de cuatro miembros situada en el norte que para una persona que vive sola en la costa mediterránea.

  • Encimera 4 fuegos. Cada uno de los fuegos puede tener varias posiciones. Supongamos que uso el más pequeño en la posición 6 algo habitual como mucho media hora al día. Cociné aproximadamente unos 30 días tardando media hora y usando un fuego de los pequeños
  • Horno. Lo uso generalmente unas 6 veces al mes, una hora como mucho.
  • Microondas. 5 minutos al día.
  • Lavadora. Una o dos veces a la semana en modo ahorro de energía, consume muy poco. Potencia 0,5 kW muy variable según el programa
  • Aire acondicionado. Ha sido verano, lo habré puesto principalmente en fin de semana calculemos 6 horas a máxima potencia (3,5 kW) 5 días.
  • Iluminación. Calculé que tenía instalada una potencia de 1,52 kW, sin embargo utilizo como mucho dos lámparas de 40 W probablemente 7 horas al día casi todos los días.
  • Televisión. Unas 2 horas al día. Detecto enseguida que puedo ahorrar en este punto puesto que la mayor parte de esas dos horas la televisión está metiendo ruido y no le hago caso.
  • El frigorífico, encendido lógicamente todo el día
  • He planchado 8 veces los dos meses, durante media hora cada día.
  • Los elementos que se quedan encendidos permanentemente consumirán no más de 14 W

El balance de consumo eléctrico de tu casa

Podemos hacer una tabla resumen (consideramos el período de 59 días que abarca la factura):

Equipo Potencia(kW) Horas/día Días Consumo(kWh)
Encimera 0,85 0,5 30 12,8
Horno 1,28 1 6 7,7
Microondas 1 0,083 59 4,9
Lavadora 0,5 2 8 8
Aire acondicionado 3,6 6 5 108,0
Iluminación 0,08 7 59 33
Televisión 0,17 2 59 20,1
Frigorífico 0,07 24 59 99,1
Plancha 1,5 0,5 8 6
Cons. Latentes 0,014 24 59 19,8
Total 319,4

Observamos que el consumo se aproxima bastante a la realidad.

Hemos obtenido el consumo eléctrico de los aparatos de casa con bastante precisión: he tomado medidas de consumo real de todos los equipos y después he hecho una estimación.

Observa la siguiente gráfica, que son los datos de la tabla llevados a un formato más visual:

dónde gastas tu energía

¿Qué te permite esta tabla?:

  1. Observar dónde se produce el mayor consumo eléctrico
  2. Identificar dónde es más fácil que una medida de ahorro sea más significativa
  3. Ver directamente dónde puedes ahorrar

Así debería venir desglosada la factura eléctrica. Actualmente viene un gráfico de barras similar al que he presentado, pero donde se dan los consumos totales típicamente de dos meses.

Por el momento es difícil (caro) presentar la factura desglosada porque es preciso medir casi cada aparato. Hoy existe la tecnología para hacerlo (realmente existe desde hace tiempo).

En cada caso habrá que adaptar las hipótesis asumidas. Siempre será muy útil contar con medidas. A mayor información (mayor cantidad de medidas), mayor precisión y por tanto mayor capacidad para identificar y conseguir ahorros.

Conclusiones

Las hipótesis que he tomado están basadas en medidas directas en los equipos eléctricos que tengo en casa.

A la pregunta de si es mucho o poco, hay que tener en cuenta que la factura corresponde a alguien que vive solo, una unidad familiar de cuatro personas consumirá probablemente bastante más.

De acuerdo con los datos de funcionamiento y el gráfico de barras, echando un vistazo rápido ¿puedo ahorrar algo en la factura de la luz?:

  • Iluminación: puedo usar una bombilla de bajo consumo para sustituir las dos lámparas de 40 W, paso a consumir de 80 a 10 W (el resto de consumos no son muy significativos)
  • Televisión: de acuerdo a lo indicado por lo menos puedo ahorrar un 50%.
  • Latentes: prácticamente debería dejarlos a cero
  • Aire Acondicionado: intentar que el equipo no funcione a plena potencia (es decir, no llegar y poner la consigna a 20 grados, ir paulatinamente bajando, aunque tarde algo más -no mucho- en enfriar).

Sin afinar veo que podía haber ahorrado unos 44 kWh en estos dos meses,  lo que supone el 14%. Por lo tanto, si puedo ahorrar un 14 %, estoy gastando más energía de la cuenta.

Una vez que recibes la factura eléctrica ya no puedes ahorrar en lo que te han cobrado.

Lo ideal es disponer de un sistema que permita ver en cada momento el consumo de tu casa para poder reaccionar de forma inmediata ante un consumo imprevisto o que simplemente se puede evitar.

Me estoy refiriendo efectivamente a sistemas de monitorización de los que hablaré en otra entrada más adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies